ABOGADO POR CUENTA PROPIA


Un abogado por cuenta propia es aquel que trabaja para sí mismo, bien en un despacho unipersonal o compartiendo con más compañeros . Es la forma más clásica de ejercer la abogacía, pues la mayoría de abogados trabajan así.

Este abogado debe ser una persona con iniciativa, perseverancia y autonomía, pues además del estudio actualizado del Derecho, debe dedicarle tiempo a otras materias: captación de clientes, marketing del despacho, networking entre compañeros… 

Puede ser generalista (se dedica a varias ramas del Derecho) o bien especializado en un nicho concreto.

Al contrario que un abogado por cuenta ajena, no tiene un salario fijo, ya que sus ingresos dependerán de los casos y clientes que lleguen a su despacho. Pero sí dispone de total libertad e independencia para organizar su trabajo, ya que él es su propio jefe.

Antes de emprender con garantías es recomendable tener experiencia previa en despachos, pues es necesario tener un conocimiento práctico del ejercicio de la abogacía.

Si quieres conocer más salidas profesionales de la carrera de Derecho, descárgate la GUÍA GRATIS “Salidas Profesionales de Derecho” . Son 63 páginas donde te explico todo tipo de salidas, consejos imprescindibles, cursos, másters…  😉 

¿CÓMO SER ABOGADO POR CUENTA PROPIA?

REQUISITOS
Título de Derecho
 Máster de Acceso a la Abogacía*

Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales.

 

PERFIL IDEAL
 Además de los requisitos:
Máster en Derecho
  NIVEL ALTO DE INGLÉS  Prueba GRATIS el Método Brainlang

 

SALIDAS PROFESIONALES

Despacho propio.

 

FUNCIONES DE UN ABOGADO POR CUENTA PROPIA

Como verás, un abogado tiene funciones muy distintas, aunque todo depende de su área de especialización. Aquí las enumero de un modo general:

Defender los derechos e intereses de los clientes en cualquier tipo de procedimiento judicial, en el ámbito de cualquier jurisdicción.

Mediar y negociar ante todo tipo de problemas: empresariales, laborales, vecinales, familiares, … También puede ejercer de árbitro ante desaveniencia entre dos partes.

 Reclamar y gestionar aquello que corresponda al cliente en todo tipo de situaciones: Seguridad Social, jubilación, accidentes laborales, desempleo, deudas y obligaciones, maternidad, etc. Se llevarán a cabo contra organismos, compañías de seguro, …

 En materia tributaria y fiscal, asesorar y gestionar cualquier obligación y declaración que deba realizar el cliente.

 Presentar ante los diversos organismos que sea preciso aquellos escritos y recursos en materia administrativa, encargándose de la defensa de la posible sanción si fuese necesario.

 Gestionar y asesorar en operaciones urbanísticas e inmobiliarias (compraventas, arrendamientos, construcción, etc), redactando los contratos y controlando la documentación precisa.

 Redactar y negociar todo tipo de contratos: mercantiles, laborales, públicos, privados,…

 Asesorar en la creación y disolución de sociedades mercantiles o civiles, así como solucionar cualquier problema que pueda surgir a la empresa en el día a día en materia legal.

 Redactar testamentos, herencias, capitulaciones matrimoniales, etc. y actuar en los procedimientos judiciales que puedan surgir.

CONSEJOS Y COMPLEMENTAR TU CV

 MÁSTER EN DERECHO 

Es la mejor opción si quieres enfocarte profesionalmente en una rama (o varias) del Derecho. Profundizarás tus conocimientos en el ámbito que más te guste y te servirá para diferenciarte dada la competencia actual.

Si quieres realizar un Máster, infórmate bien, compara antes de decidirte y elige el que más se ajuste a lo que buscas.

Como te comento en la sección de Másters, ten en cuenta que antes o después tendrás que realizar el Máster de Acceso a la Abogacía si eres graduado y quieres ejercer. 

Lo dicho, infórmate muy bien antes de tomar una decisión.

CURSOS

Al realizarlos adquieres conocimientos en muy diversos ámbitos. Hay cursos específicos de derecho, contabilidad, inglés, mejorar hábitos de estudio, comunicación, redacción …

Así también complementas tu CV dándole un plus diferenciador.

 

INGLÉS

Tener un NIVEL ALTO DE INGLÉS ES IMPRESCINDIBLE para la mayoría de ofertas de empleo.

Ten muy claro que va a ser un requisito indispensable para acceder al puesto de trabajo, a veces incluso siendo valorable un segundo idioma.

Pero no empieces otro idioma sin dominar el inglés. Es EL IDIOMA.

¿Qué nivel es recomendable?

Las Universidades exigen acreditar el nivel B1 en inglés para obtener el título de Grado, pero te aconsejo que te saques como mínimo el B2, siendo recomendable el C1 en adelante para no estar vetado en ningún puesto.

 CONSEJOS

Si sigues estos consejos antes de finalizar la carrera, ten por seguro que estarás más preparado y tendrás más opciones de acceder al mercado laboral.

Prácticas: Realízalas en cuanto te sea posible (veranos, vacaciones,…), acércate a los lugares donde te gustaría trabajar y plantéales la posibilidad o pregunta a profesores y que te asesoren. Seguramente no cobres, pero es el momento de aprender e ir adquiriendo experiencia, que te vendrá muy bien para el futuro.

En resumen, ¡MUÉVETE!, no esperes al último curso. La experiencia relacionada antes de acabar la carrera está MUY VALORADA.

 Habilidades sociales: Un abogado debe ser algo más que un experto en leyes, también debe dominar ciertas habilidades, aquellas que marcan la diferencia entre un buen profesional y uno mediocre.

¿De qué habilidades hablo? buena comunicación, asertividad, empatía…

Más consejos: Recomendaciones generales para que puedas sacar el máximo potencial a la carrera y el tuyo propio. 

RECURSOS PARA ESTUDIANTES

LIBROS MUY RECOMENDABLES 

Para mejorar las técnicas de estudio y que aproveches mucho mejor tu tiempo.

LIBROS

ACCESORIOS PARA ESTUDIAR

Para que las horas frente a los apuntes sean mucho más cómodas y amenas.

LUGAR DE ESTUDIO

GUÍA “SALIDAS PROFESIONALES DE DERECHO”

DESCARGA LA GUÍA

¿Tienes alguna duda o sugerencia sobre el artículo de “Abogado por cuenta propia”? Deja un comentario o escríbeme un correo 😉

 

Artículos Relacionados