CONSEJOS

¿Quieres tener un buen futuro profesional al terminar la carrera? ¡Sigue estos consejos para estudiar Derecho!

Es cierto que el panorama laboral no está en su mejor época y que hoy en día nada garantiza un puesto de trabajo (salvo aprobar oposiciones), pero a pesar de lo que creen muchos estudiantes, nuestra carrera ofrece muy buenas oportunidades laborales al finalizar si te has tomado los estudios en serio. Si cumples esta serie de consejos para estudiar Derecho que voy a darte, aumentarás considerablemente tus opciones de entrar al mercado laboral con garantías, así que… ¡toma nota!

 

 TÓMATE LA CARRERA MUY EN SERIO

Derecho es una de las carreras con más estudiantes matriculados, lo que dificulta el encontrar empleo al finalizar, pero también es verdad que muchos de los estudiantes no saben muy bien qué hacen estudiándola: unos porque no sabían qué estudiar, los hay que la nota no les daba para otra cosa, otros porque amigos o familiares se lo aconsejaron…

no tienes que decidir ahora qué profesión tendrás, ya lo irás viendo según avances en la carrera, pero eso sí, esfuérzate por tener un EXPEDIENTE CON BUENAS NOTAS y estarás por delante del 80% de tu clase. Para un recién titulado, la nota del expediente es una criba importante que hacen las empresas a la hora de recibir el CV.

 

 MÁSTER

Has terminado de estudiar Derecho y ahora te viene una pregunta a la cabeza: “¿Máster sí? ¿máster no?… ¿qué hago?”

Eso dependerá de lo que busques… vayamos por puntos.

Máster de Acceso a la Abogacía: Si eres Graduado en Derecho y quieres ejercer como abogado es OBLIGATORIO estar en su posesión. Es un trámite que antes o después vas a tener que realizar, pues en el sector privado llegará el día que se exigirá a todos los candidatos. Échale un vistazo a la Ley de Acceso a la profesión de abogado y procurador.

Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales.

 

Máster de especialización: Si quieres profundizar tus conocimientos y enfocarte profesionalmente en una rama (o varias) del Derecho, es la mejor opción para diferenciarse dada la competencia actual. Si quieres realizar un Máster, infórmate bien, compara antes de decidirte y elige el que más se ajuste a lo que buscas. Existen becas y financiación para la mayoría de ellos. Ten en cuenta también lo que te comento en el punto anterior sobre el Máster de Acceso. Lo dicho, infórmate muy bien antes de tomar una decisión.

 

Existe otra opción, y es que empieces a trabajar sin realizar ningún máster y lo realices a la par que trabajas.  Irás adquiriendo experiencia mientras lo estudias. Lógicamente sin Máster vas a estar vetado para entrar a determinados puestos.

 

 INGLÉS

No me canso de repetirlo en todas las entradas, cuando termines de estudiar Derecho, tener un NIVEL ALTO DE INGLÉS ES IMPRESCINDIBLE para la mayoría de ofertas de empleo. Puede ser que apenas lo utilices una vez desarrolles tu trabajo en la empresa, pero ten muy claro que va a ser un requisito para acceder al puesto, siendo muchas veces valorable un segundo idioma. No intentes aprender un segundo idioma si no dominas primero el inglés, pues es el más importante.

¿Qué nivel es recomendable? Las Universidades exigen acreditar el nivel B1 en inglés para obtener el título de Grado, pero te aconsejo que te saques como mínimo el B2, siendo recomendable el C1 o C2 para no estar vetado en ningún puesto.

¿Te da pereza empezar? te entiendo, a todos nos pasa… yo cuando comencé con el inglés no me sentía a gusto en las clases, ya que nunca había sido mi fuerte (pero a eso vamos a la academia, a aprender) y poco a poco fui cogiendo soltura y conforme pasaba el tiempo me fui sintiendo más y más cómodo con el idioma… ahora hasta disfruto y todo 🙂

 CURSOS

¿Quieres tener un CV más completo? Imagino que sí, ya que hoy en día es importante diferenciarnos de la mayoría de recién titulados, y para eso no hay nada mejor que complementarlo con cursos. Realizarlos es una de las mejores cosas que puedes hacer como estudiante… ¿por qué? porque tienes un 2×1. Puedes adquirir conocimiento en muy diversos ámbitos: cursos específicos de derecho, contabilidad, ofimática, mejorar hábitos de estudio, comunicación, redacción, … y por otro lado complementas tu CV dándole un plus diferenciador, demostrando también que has querido ampliar tu formación además de estudiar Derecho.

Podrás descubrir qué ramas del Derecho más te gustan, podrás aumentar distintas capacidades como técnicas de memorización, lectura rápida, redacción, comunicación, etc.

 

 PRÁCTICAS

Otra de las cosas que no me canso de repetir… realiza prácticas en cuanto te sea posible (veranos, vacaciones,…), acércate a los lugares donde te gustaría trabajar y plantéales la posibilidad o pregunta a profesores y que te asesoren cómo hacerlas. Seguramente no cobres, pero es el momento de aprender e ir adquiriendo experiencia, que te vendrá muy bien para el futuro.

En resumen, ¡MUÉVETE!, no esperes al último curso. La experiencia relacionada antes de acabar la carrera está MUY VALORADA.

 

 HABILIDADES SOCIALES

Un profesional del Derecho debe ser algo más que un experto en leyes, también debe dominar ciertas habilidades, aquellas que marcan la diferencia entre un buen profesional y uno mediocre. Imagina por ejemplo a un abogado con un expediente brillante, pero que en la práctica tiene problemas para expresarse o entender bien a los clientes… algo le falla, ¿no crees?.

¿Qué aptitudes considero que son necesarias? una buena comunicación, saber escuchar, ser asertivo, empatía,…

 

 ORGANIZACION

En este apartado quiero resaltar 4 puntos que considero muy importantes para mejorar la productividad y que aproveches muy bien tu tiempo al estudiar Derecho.

Constante: Márcate unos horarios semanales y cúmplelos, siempre tendrás algo que hacer: estudiar, prácticas, resumir, repasar,… sin agobios pero sin dejadez. Estudiar Derecho y no ser constante implica tener que hacer esfuerzos MUY grandes (la mayoría de veces en vano) cuando se acercan los exámenes. El trabajo constante y diario será tu mejor aliado para la carrera.

Flexible: Planifica la semana dependiendo de la carga lectiva que preveas. En el punto anterior te he aconsejado cumplir los horarios, pero nunca los hagas muy estrictos o planifiques demasiadas horas. ¿Por qué? porque marcarse objetivos difíciles de cumplir o poco realistas hará que te desmotives cuando veas que no los cumples. Sé flexible.

Equilibrado: Este punto, como los anteriores, es válido para todas las facetas de la vida. Es importante esforzarse y estudiar, al igual que tener tiempo libre para nuestras aficiones, relaciones, familia, etc. Recuerda: “En el equilibrio está la virtud”.

Querer mejorar: No me refiero a buscar la excelencia suprema, ni la perfección, ni ese tipo de cosas. Hablo de ser consciente de cuando cometemos errores, aprender de ellos, y aprovechar ese nuevo conocimiento para el futuro. Los errores son una bendición, pues es la mejor forma de aprender por nosotros mismos. Así que no te culpes por ellos y aprovecha esa experiencia para mejorar.

 ACLARACIÓN

Cuando en un post pongo el perfil ideal de un candidato NO significa que sean requisitos indispensables. Únicamente hago referencia al perfil habitual de las personas que son elegidas para dichos puestos. En este blog intento informar, nunca desanimar a nadie. 😉

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? Deja un comentario o mándame un correo 😉

Artículos Relacionados